jueves, 13 de enero de 2011

Pelea por una bikini en Gran Hermano 2011


La trasnoche estuvo tensa y una bikini fue la protagonista. La habitación de las chicas estalló cuando Gisele y Pamela encararon a Solange por haberse quedado con un traje de baño que no le correspondía. La pelea no quedó allá sino que convocó a todas las mujeres de la casa y terminó con el llanto de Solange.

Con esta discusión, Solange quedó más que expuesta en la nominación del día. Todas las chicas la acusaron de tener actos poco solidarios para con el grupo y la morocha en vez de acceder a lo que sus compañeras le decían intentó defenderse inútilmente.

Parece que Gran Hermano les regaló bikinis a todas, Solange se quedó (inocentemente) con una que no era de ella, sin saber que - en verdad - le correspondía a Pamela. Es por eso que la cordobesa la injurió mientras la morocha le intentaba explicar que lo hizo sin intención.

Por otro lado, Loreley se metió cual mediadora y encontró el momento para decir que algunas chicas eran muy poco solidarias en el momento en que la producción les manda los percheros con la ropa que lucirán en la Gala. Algunas más rápidas, se agarran los mejores vestidos, dejando la resaca para las otras. Loreley propuso que en estas ocasiones, no se elijan las prendas con brutalidad sino que se realicen consensos con todas para quedar conformes.

Luego, la bikini volvió a ser la protagonista, Solange se desdijo de cosas que había dicho hacía minutos y las chicas no dudaron en irle directo a la yugular. Sin tener más argumentos, la morocha lloró explicando que no es tan mala como dicen, sino que no se dió cuenta del fallido cometido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Seguidores